Heráclito y el río que se nos escapa

Heráclito de Éfeso

(-535/-484)

Heráclito comparó la realidad con un río en el que las aguas se renuevan sin cesar. No nos podemos bañar dos veces en el mismo río, decía, no sólo porque el río ya no es el mismo río, sino porque nosotros tampoco somos ya la persona que éramos. La biología ha demostrado que tenía razón y que trascurridos quince años todas nuestras células se renuevan. En consecuencia, también nosotros fluimos y dejamos de ser lo que éramos. Lo único permanente es esa especie de contenedor que es la forma de nuestro cuerpo, que es lo que permite que unas células sean sustituidas por otras. Pero ese contenedor también cambia, como cambia el cauce de un río, envejeciendo día a día de manera casi inadvertida, pero finalmente observable en el trascurso de las eras geológicas. Porque también nuestro planeta entero cambia a cada instante.


[Haz clic pra ver la historieta]

[oam id=»39713″]

[Publicada por primera vez el 10 de junio de 2011]

[wpts_matriz boxwidth=’120′ category=’3118′  posttype=» taxonomy=» posts=’30’ limit=’30 ‘order=’ASC’ boxstyle=’1′ buttoncolor=’nobutton’ titlesize=’11’ contentsize=’11’ titlefont=’default’ contentfont=’default’ prd=» showtitle=’1′ showexcerpt=’1′ showimage=’1′ masonry=’1′]

3 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *