La necesidad narrativa

Incluso en las obras que tienen un acto, tres actos o diez actos, como La Ronda, de Schnitzler, también hay tres actos.

Porque parece inevitable que el espectador aplique este esquema de los tres actos, de planteamiento, desarrollo y desenlace, incluso a lo que no lo tiene: se prepara para recibir una nueva información, se dispone a ver cómo se desarrolla esa información y, finalmente, tiene ganas de que eso termine, de que se llegue a algún lugar.

2023. Naturalmente, aquí empleo la palabra «acto» de una manera ligera, como sinónimo de parte o segmento, y no con la intención de referirme a un acto dramático o narrativo perfectamente estructurado.

Tramas (2007-2008)

Todas estas entradas pertenecen a una antigua página llamada TRAMAS. No está claro si están relacionadas o forman parte de un curso o proyecto, aunque todas ellas parecen tener algo que ver o bien con la narrativa o bien con la percepción, o con ambas cosas al mismo tiempo.
Causa y efecto y lo audiovisual
Si se interrumpe un haz de luz más de 50 veces por segundo, el espectador no ve parpadeos o ráfagas, sino una luz continua.
Zapping narrativo
Podemos imaginar que cuando hacemos zapping podríamos descubrir que se cuenta una historia. Un personaje dice algo en Tele 5, le responde otro en Antena 3 y vemos las consecuencias en Cuatro.
Las artes secuenciales
Secuencialidad es la presentación de algo en secuencias o partes sucesivas. En el cine, las secuencias; en la literatura, los capítulos de una novela; en el comic las viñetas de una historieta.
Lógica y sentimiento
Aparte de la teoría de la mente corporeizada de Lakoff, más recientemente Damasio ha examinado la importancia de las emociones en el pensamiento, incluso en el razonante y lógico.

Leave a Reply