Las aventuras oníricas de Natalia

La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)

Un paisaje nevado, pero terriblemente sombrío al mismo tiempo. Dos pequeñas figuras junto a un peñasco. Una de ellas duerme apoyada en la roca helada: es NATALIA. La otra figura se mueve inquieta, es un anciano. Frente a los dos personajes, se alza una descomunal mole de piedra, cuya cumbre se pierde en el cielo oscuro. Una puerta de tamaño desmesurado esta incrustada en la mole pétrea.

Anciano
Muchacha, muchacha, debes despertar!

Natalia
Umm… Déjame dormir, tengo frío, mucho frío.

Anciano
Si no abres los ojos y das vida a tus miembros, el torrente de tu sangre se helará en su estrecha prisión.

Natalia
¿Dónde estoy? !Dios mío, esto parece el Polo Norte, o algo más frío! Tengo medio cuerpo casi congelado.

Anciano
Ven junto a mí y no temas, mi viejo cuerpo todavía puede dar al tuyo algo de calor.

Natalia
Sí, me abrazaré a ti, anciano. Oh, no puedo mover mi costado derecho.

Anciano
Esa es sin duda la parte de tu cuerpo que descansaba sobre el hielo.

Natalia
Sí, ¿Cuánto tiempo llevo aquí? ¿Quién eres? ¿Qué hacemos aquí?

Anciano
Tropecé con tu cuerpo hace apenas un momento. Mi nombre no merece ser pronunciado. De este modo respondo a dos de tus preguntas. A la tercera no me está permitido contestar, porque ignoro la respuesta.

Natalia
Como quieras, pero si nos quedamos aquí parados, nos moriremos de frío. Además, veo que te falta una sandalia y la túnica que llevas apenas te cubreEl hecho de el anciano solo lleve una sandalia es uno de los rasgos que identifica al personaje, como se verá más adelante. Lo mejor será llamar a esa puerta. ¿sabes a dónde conduce?

Anciano
No puedo responder a más enigmas, querida niña. Pero, ea, intentemos entrar, si nos dejan.

Natalia
Mira esas tres grandes máscaras: parecen rostros de mujeres, pero en vez de cabellos tienen serpientes.

Anciano
¿Qué? Retrocede, muchacha. Son las GorgonasLas Gorgonas son tres hermanas de la mitología griega. La más conocida es Medusa. . Si miras sus ojos quedarás convertida en una estatua de piedra.

Natalia
Pero, si sólo son inofensivas aldabas de bronce, anciano. Además, tienen cerrados los ojos.

Anciano
!Vuelve el rostro y no sigas mirando! Están vivas y abrirán sus ojos si las tocas. Deja que lo haga yo.

Natalia
(De espaldas)
¿Qué haces, anciano? ¿Qué ruido es ese?

Anciano
Golpeo con mi bastón y atravieso con él los ojos de Medusa y sus hermanas.

Natalia
Sus gemidos son horribles. No puedo soportarlo.

Anciano
Desfallecen ya los tres monstruos, la sangre gotea de las cuencas vacías de sus ojos. Ha de ser una horrible visión.

Natalia
(Se da la vuelta) Lo es, lo es. Y tú, sin embargo, no has muerto al mirar sus ojos. ¿Apartaste la vista al golpear?

Anciano
No las miré ni aparté la mirada, pues ambas cosas no son posibles para mí.

Natalia
¿Qué? !Calla! Ya comprendo. Ahora me doy cuenta de que eres ciego, anciano La ceguera es otro de los rasgos distintivos de este anciano misterioso.. No te mueves torpemente.

Anciano
He aprendido a caminar como si poseyera todavía el don de ver la luz, pues mi destino me obliga a no detenerme nuncaEsta condena (no poder nunca detenerse) es otra de las pistas que permiten identificar a este personaje. No se trata, en cualquier caso, del holandés errante. A partir de ahora ya no se irán señalando los siguientes indicios, sino que en la nota final se dará cumplida explicación de cada una de ellas..

 Continuará…

*********

 

nataliaTubau-cabecera


Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *