Recuerdos de la era analógica

Influencias probables e inesperadas

En su reseña de mi libro Recuerdos de la era analógica, Aguirre mencionaba algunas de mis posibles influencias, como Arthur C.Clarke, Stanislaw Lem y Philip K. Dick.

La influencia de Arthur C.Clarke es perfectamente plausible, no sólo porque Clarke impregna de manera explícita e implícita toda la cultura mundial de la segunda mitad del siglo pasado, sino porque leí varias de sus obras en la adolescencia. Recuerdo que me gustó muchísimo Cuentos de la taberna del ciervo blanco, que me regaló mi hermana Natalia, y El fin de la infancia. Sin embargo, ahora no sería capaz de mencionar nada de esos dos libros, porque no recuerdo nada de ellos, lo que no significa que no se encuentren en mi memoria y que no me hayan hecho escribir cosas parecidas, o quizá literalmente copiadas, es decir, recordadas sin ser consciente de ello. Sucede que las mayores influencias son casi siempre las que no recordamos.

Eso sí, en los años que transcurrieron entre el primer cuento que escribí de Recuerdos de la era analógica, que fue, creo, La Nueva Teología, no recuerdo haber leído nada de Clarke, por lo que su influencia es subterránea, no explícita ni consciente.  Hay que decir, por otra parte que, paradójicamente, Recuerdos de la era analógica no se incluye en el libro editado por Evohé, aunque sí en El camino de los mitos.

Stanislaw Lem

Con Stanislaw Lem o Philip K.Dick no puedo decir lo mismo, porque son dos de los escritores a quienes más admiro y cuya influencia más o menos directa no puedo negar, sobre todo la de Lem por su mezcla de realidad y ficción (que también existe en Dick, en especial en libros como Sivanvi). Supongo que en mi libro hay algo de la desmesura y el aparente caos de ideas y conceptos de Dick, tras el que casi siempre se esconde un orden y un sentido, como sucede también en Recuerdos de la era analógica.

 

Philip K. dick

Se podrían mencionar otras influencias de autores de ciencia ficción. Tal vez Alfred Elton van Vogt y sus novelas sobre el mundo de NO-A, y algunos clásicos de la ciencia ficción, entre ellos Julio Verne, Isaac Asimov y muchos otros autores a los que leí, no solo en sus libros, sino en antologías o en revistas como Nueva Dimensión o Zikkurath, el gran fanzine de Fernando Fuenteamor.

Sin embargo, creo que las mayores influencias se encuentran en épocas más lejanas y en autores que no escribieron ciencia ficción, aunque tal vez sí eso que se ha llamado ficción especulativa, incluyendo las utopías.

Una de las influencias de la que soy muy consciente, en especial en algunos relatos, es una combinación de nombres, todos mezclados: Thomas Browne, Robert Burton y Gerolamo Cardano, con algunas gotas de Timothy Leary y Allen Ginsberg. Invito al lector a descubrir a qué relato o relatos me refiero.

Robert Burton

A continuación, puedes ver entradas dedicadas a Recuerdos de la era analógica encontradas en la Arqueo Red (que nosotros llamamos Internet)

Vida de Daniel Tubau contada por Tonino

Reseñas de Recuerdos de la era analógica

Share

4 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *