blogs

El subrayado no es mío

No me gusta tener toda la pagina llena de subrayados azules (o de otro color), así que los vínculos no estarán resaltados y habrá que encontrarlos. Eso me obligará a poner un mensaje permanente para avisar al cibernauta. Espero que el mensaje no sea más feo que los enlaces subrayados. El que he puesto ahora es provisional.

(5 de mayo de 2003)

 

Veo por las versiones italiana e inglesa que tal vez el título original estuviera más cerca de «Las cursivas son mías», pero creo que es mejor «subrayado». No sé cómo será en el ruso original.

2022

Estas entradas del primer blog ni siquiera tenían título. El que he puesto ahora pertenece a Nina Berberova en ese libro de memorias tan bueno cono su título El subrayado es mío.

En cuanto al uso del color azul y del subrayado para los enlaces o links digitales, por un lado ya no se emplea el subrayado y, por otro lado, nos hemos acostumbrado a ello, creo, y ya no nos molesta. Se ha convertido en algo casi invisible, excepto cuando precisamente nos interesa un asunto y miramos a ver si hay un enlace.

Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *