• Las paradojas del guionista,  William Shakespeare

    Macbeth y las tres brujas

     Un viejo dicho de Hollywood afirmaba que la información fundamental de la trama de una película se tiene que repetir siete veces, aunque hay que intentar hacerlo cada vez de una manera distinta, excepto cuando la situación sea tan propicia para fijar un nombre en la mente del espectador como en el encuentro entre Macbeth y las brujas en la obra de Shakespeare: MACBETH Hablad, si es que podéis. ¿Quiénes sois? BRUJA PRIMERA ¡Salve, Macbeth! ¡Señor de Glamis, salve! BRUJA SEGUNDA ¡Salve, Macbeth! ¡Señor de Cawdor, salve! BRUJA TERCERA ¡Salve, Macbeth! ¡Salve a ti, que serás rey! Después de esta triple presentación, ¿qué espectador no sabrá ya que ese personaje se llama Macbeth? Pero es…