• Principios de la filosofía de Descartes

    Dudar de las cosas sensibles

    Descartes da varios argumentos para demostrar por qué podemos dudar de las cosas sensibles: «Porque a veces nos hemos dado cuenta de que los sentidos son engañosos, y es prudente no confiar nunca demasiado en quienes nos han engañado, aunque sólo haya sido una vez». (Principios de filosofía, punto 4).  Esto es cierto. NOTA ¿1996?: Es cierto, pero también habrá que pensar si no nos ha engañado también más de una vez la reflexión pura. Por ejemplo: creíamos tener la solución de un problema matemático y luego hemos descubierto que nos hemos equivocado: y podemos descubrir ese error precisamente mediante los sentidos. ********    

  • Filosofía - Entradas

    La autonomía de los personajes y Nozick

    La agudeza de Nozick en Ficción continúa en la discusión acerca de si el autor aprende acerca de sus personajes a medida que escribe. Recuerdo ahora todas esas frases de escritores que parecen quejarse de que sus personajes acaban cobrando vida propia y creando la novela al margen de los deseos del autor. *********** NOTA 2013 Mi opinión en este asunto quizá se ha modificado o matizado con los años, como ya dije en un comentario de 1994 que se puede ver al final de esta entrada. Creo que, como al parecer dice Nozick, un escritor puede aprender de sus personajes a medida que escribe y aunque no comparto la…

  • Waste Web - Aforismos y pensamientos

    El hombre que crea a los dioses

    Viaje por todos los mitos y religiones creadas por el hombre. Al final presencia a los dioses que él creó y dice: «Yo os di la vida, tú….gobiernas…tú..,.vigilas, etc…. pero ahora creo a un nuevo Dios, inmortal y poderoso. Origen del universo. Os destruye, Y desaparecéis porque ese Dios que yo he creado soy yo.» **********

  • Ensayos de teología y religión,  Filosofía - Entradas

    Níveles y metaniveles: autores y dioses

    Me parece recordar que Nozick propone en Ficción aquello que creo haber escrito hace años en algún lugar: el primero (el primer autor) crea al segundo, éste al tercero, etc., hasta llegar al último, que crea al primero. Supongo que es algo que habrán pensado muchos antes que yo. También imaginé una variante: los hombres crean a los dioses literalmente, mediante su fe. Y esos dioses, a su vez, crean a los hombres. NOTA 2013: No sé cuándo escribí esta variante de los dioses que crean a otros dioses que parece propia del neoplatonismo y los gnósticos, pero en la que el círculo se cierra,  como en una ilustración de Escher o…